Solomillo de ternera con reducción de palo cortado

El palo cortado de Jerez de la Frontera, con su carácter único y complejidad aromática, merece un maridaje a la altura. Para realzar sus sabores y disfrutar al máximo de esta joya vinícola, te traemos una receta que combina a la perfección: solomillo de ternera con reducción de palo cortado. Prepárate para una experiencia culinaria sublime.

Ingredientes:

  • 4 solomillos de ternera de calidad
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 200 ml de vino palo cortado
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de mantequilla

Instrucciones:

  1. Precalienta el horno a 180°C. Mientras tanto, sazona los solomillos de ternera con sal y pimienta al gusto.
  2. En una sartén grande a fuego medio-alto, calienta un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Sella los solomillos por todos los lados hasta que estén dorados. Luego, colócalos en una bandeja apta para horno y hornéalos durante 10-12 minutos para obtener un punto de cocción jugoso y rosado en su interior.
  3. Mientras los solomillos se hornean, prepara la reducción de vino palo cortado. En la misma sartén utilizada para sellar los solomillos, añade el vino palo cortado y el azúcar moreno. Remueve constantemente hasta que el azúcar se disuelva y la salsa reduzca a la mitad de su volumen inicial. Luego, incorpora la mantequilla y remueve hasta obtener una salsa espesa y brillante.
  4. Una vez que los solomillos estén listos, retíralos del horno y déjalos reposar durante unos minutos. Luego, córtalos en rodajas gruesas y sírvelos en platos individuales.
  5. Finalmente, baña cada porción de solomillo con la irresistible reducción de vino palo cortado. Acompaña el plato con unas patatas asadas o una guarnición de verduras al vapor para completar la experiencia gastronómica.

El solomillo de ternera con reducción de palo cortado es una combinación celestial que realza los sabores del vino y resalta la suavidad y jugosidad de la carne. Este maridaje es perfecto para una ocasión especial o una cena sofisticada. Prepárate para impresionar a tus invitados con esta deliciosa receta que complementa a la perfección la elegancia y complejidad del palo cortado de Jerez. ¡Disfruta de cada bocado y brinda por el placer de la buena mesa y el vino palo cortado!